Agropal - Nutrición y sanidad animal - Instalaciones ganaderas en Huesca Agropal - Página inicial Agropal - Página inicial Agropal - Contacta con nosotros Aenor - IQNET Agropal Premio Empresa Huesca 2009
Agropal - Premio Empresa Huesca 2009
Agropal recibe el máximo reconocimiento de Ceos-Cepyme

Premiada por su trayectoria y buen hacer en el ámbito económico y en su actividad

La empresa oscense Agropal se alzó ayer con el Premio Empresa Huesca 2009, que celebraba su cuarta edición, convocado por el Instituto Aragonés de Fomento (IAF) y la Confederación Empresarial de la Provincia de Huesca (Ceos-Cepyme Huesca). La entrega del galardón, en el que también se premió a las empresas más joven emprendedora, a la mejor pyme, a la más innovadora y la mejor trayectoria, se celebró en el salón de actos del Parque Tecnológico Walqa, que se llenó al completo de representantes del mundo empresarial y de la sociedad oscense para seguir el desarrollo del acto.

La empresa Agropal, con sede en el polígono Sepes de la capital oscense, celebró ayer su mayoría de edad recibiendo el Premio Empresa Huesca 2009, un galardón que entrega Ceos-Cepyme Huesca en colaboración con el Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Fomento (IAF). Ignacio Almudévar recibió de manos del vicepresidente aragonés, José Ángel Biel, el reconocimiento a su trayectoria y buen hacer en el ámbito económico y en el ejercicio de la actividad empresarial en el ámbito de la nutrición y sanidad animal, además de la construcción y mantenimiento de empresas ganaderas.

En el acto, que se desarrolló en el Parque Tecnológico Walqa, estuvieron presentes, además de las empresas finalistas, el consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, el alcalde de Huesca, Fernando Elboj y el presidente de Ceos-Cepyme, José Luis López. Además, también asistieron, entre otras autoridades, el director gerente del Instituto Aragonés de Fomento (IAF), Antonio Gasión; el subdelegado del Gobierno en Huesca, Ramón Zapatero; el presidente de la Comarca de la Hoya de Huesca, Pedro Bergua; el delegado territorial del Gobierno de Aragón en Huesca, Álvaro Calvo; el presidente de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), Jesús Morte; el presidente de Cepyme-Aragón, Aurelio López de Hita, y los responsables sindicales de UGT y CCOO, Ángel Laguarta y Arancha García Carpintero.

Como finalistas, recogieron su distinción, José María Viñuales, director comercial de Bada Hispanaplast, empresa ubicada en la capital oscense y dedicada al desarrollo y fabricación de plásticos técnicos y cauchos termoplásticos, y José María Pascual, director general de NewLink, empresa con sede también en Huesca, dedicada a la enseñanza de idiomas.

Por su parte, Alfonso Puértolas, socio de Tap Consultoría Tecnológica recogió el premio al Joven Emprendedor (novedad en esta edición), tras cinco años volcados en los servicios de consultoría, telecomunicaciones, ingeniería de software e ingeniería en general. Rafael Tena, gerente de la empresa del mismo nombre "Rafael Tena" recogió el Premio a la Trayectoria Empresarial. Así se reconocía los 80 años dedicados a la venta de moda hombre-hogar en la zona de Los Monegros y la distribución y fabricación de pañuelos y complementos de fiesta al por mayor. Óscar Lombarte, director general de Distrómel, de San Esteban de La Litera, recibió el Premio a la Innovación por su oferta de productos y servicios en ingeniería de sistemas, dando soluciones tecnológicas en sistemas de control, instrumentos de trazabilidad RFID, control de cargas industriales y urbanas, control de flotas, y gestión informática. Fernando Lacasa, gerente de Talleres Lacasa de Sabiñánigo, recibió el Premio Empresa Huesca a la pyme, por el trabajo desarrollado desde su taller de venta y reparación de vehículos ubicado en el Polígono Castro Romano de Sabiñánigo.

Antes de la entrega de las distinciones, el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, reconoció el "enorme esfuerzo" del mundo empresarial y les animó a seguir generando desarrollo empresarial. No sólo observa en ellos preocupación por el futuro, sino "ganas de salir adelante".

Por su parte, el presidente de Ceos-Cepyme, aprovechó su intervención para transmitir a los empresarios la necesidad de adoptar, de manera paulatina, "criterios de responsabilidad social corporativa en la gestión", que supone la utilización de la ética empresarial como guía de comportamiento respecto al medio ambiente, a los clientes, a los proveedores, a los trabajadores de la propia empresa, revirtiendo a la sociedad una parte de los beneficios que las empresas obtienen de ella, sobre todo en época de bonanza económica.

Aunque el Gobierno aragonés y el central han ido adoptando medidas en consonancia con las peticiones que hace un año plantearon desde CREA y Cepyme-Aragón, muchas empresas altoaragonesas, sobre todo de algunos sectores como la construcción o industria, están acumulando pérdidas, con caídas superiores al 50 por ciento de su actividad.

Esto está ocasionando "la desaparición de bastantes empresas y autónomos, y como consecuencia, el número de personas desempleadas ha pasado a más del doble en el último año, por lo que creo que estamos en una situación realmente alarmante".

Un panorama que López trató de ver con más optimismo, y más observando la casi treintena de empresas que concurrieron a la edición de este año del Premio Empresa que "han hecho un esfuerzo continuo para mejorar su actividad". Desde estos negocios "debemos contribuir a la superación de esta situación, con la única fórmula que se me ocurre, que es trabajar más y mejor". Pero para superar este "gran bache en nuestro desarrollo socioeconómico", también los poderes públicos tienen que contribuir aplicando las medidas que siguen pendientes, sobre todo las referentes a la financiación, para que todas las empresas puedan llegar sean cual sea su tamaño, y también contra la morosidad, que es una "lacra que está lastrando enormemente la actividad empresarial".

La "salida de la curva", señaló el consejero de Industria, sólo se alcanzará buscando la salida entre todos, empezando por los responsables políticos, los empresarios y organizaciones sindicales. Primeramente, apuntó Aliaga, los gobiernos deberían hacer una "reflexión seria" y definir nuevas medidas estratégicas de más respaldo al tejido empresarial. "Desde la administración pública no podemos crear 50.000 empleos, tienen que estar convencidos (los empresarios)" y, al mismo tiempo, hay que moverse en entornos más favorables y defender los productos aragoneses. "Aquí no sobra nadie. En los cambios necesitamos, más que nunca, una conciencia común", insistió Aliaga. Un ejemplo de creación de empleo y de llegada de empresas de fuera, comentó Aliaga, está en Walqa, que se puso en marcha en 2002 con 35 empleos en el momento que estaban en crisis las llamadas empresas ".com", pero siete años después, a finales del 2009, habrá casi 800 empleos. Las empresas que se han instalado en este parque, al igual que las galardonadas en el Premio Empresa, posiblemente han seguido el consejo que dio Aliaga: "Insistir, resistir y nunca desistir".

Nuestra responsabilidad, expresó Biel al finalizar la entrega de premios, son las 400.000 familias aragonesas para las que el Ejecutivo prepara actuaciones directas y tomar medidas para reconducir el gasto, potenciando, por un lado, las nuevas ideas que surjan como consecuencia de la crisis.

Fuente: Diario del Altoaragón
E-Mail // Aviso Legal // Diseño Web: INPQ, 2009